ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

Transmite calma y tranquilidad. Promueve la renovación celular para reparar y reafirmar

7,95

99 disponibles

Aceite Esencial de Lavanda – 11 ml

Ingredientes: Aceite Esencial de Lavanda

Nombre Científico: Lavandula Hybrida x super

FLOR AZUL QUE NOS TRANSMITE CALMA

PROPIEDADES DEL ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

El olor a lavanda nos trae muchos de recuerdos, incluso aunque no los hayamos vivido. Ramos de lavanda entre toallas limpias dentro de un gran armario, lavanda en la entrada de una casa de campo… y todas son imágenes relajantes con una sensación de frescor y limpieza.

Además, como con muchos descubrimientos, de forma fortuita, en 1920, el perfumista y químico René Maurice Gattefossé, descubrió el poder antiséptico y curador de la lavanda al sumergir su mano recién quemada en aceite de lavanda. Su mano se curó rápidamente y sin ampollas. Así empezó la aromaterapia moderna. Los aceites esenciales son mucho más que un exquisito aroma.

Por su especial composición natural tiene aplicaciones para la piel y la mente, y las más utilizadas son:

  • La lavanda es uno de los grandes relajantes. Es un relajante del sistema nervioso y un imprescindible si te cuesta dormir, ya que calma e induce al sueño. Puedes utilizarlo tanto en masajes, baños o en un quemador o humidificador para crear un ambiente relajado, o simplemente dormir mejor.
  • Reparador de la piel en cremas faciales y corporales. Sus propiedades antisépticas y regeneradoras ayudan a reparar la piel para que luzca saludable.
  • Aceite corporal relajante. Es perfecto para envolver tu cuerpo con su olor a limpio mientras relaja tu mente. Para apreciar mejor su aroma lo puedes mezclar con aceites base que no tengan un olor fuerte, como Almendras, Albaricoque, Germen de trigo o Jojoba.
  • Atenúa la intensidad de un dolor de cabeza. En estos casos, de forma puntual, se puede utilizar una gota de lavanda en cada sien y masajear en forma circular.

El aceite esencial de Lavanda es intenso, basta con pocas gotitas para conseguir el efecto deseado. Empieza con una proporción baja y, si buscas más intensidad en el olor, solo tienes que ir añadiendo más hasta que des con la intensidad que deseas.

Combina muy bien con los cítricos como el limón, la bergamota, el petit grain. Y también con Romero y la Hierbabuena.Recordemos siempre que los aceites esenciales no se deben utilizar directamente.

 

ADVERTENCIAS

Sólo para uso externo.

Los aceites esenciales no se deben utilizar directamente, si es para la piel, sino diluidos por gotas en un aceite o crema base. Aunque el aceite esencial de Lavanda es una de las excepciones si es para uso puntual, como los masajes en la sien para dolores de cabeza.

 

USOS DEL ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

Estos son unos ejemplos de cómo usar tu aceite esencial de Lavanda:

CREMA CORPORAL RELAJANTE DE LAVANDA

Crema base VEGETAL – 400 gr
Aceite Esencial de lavanda 11 ml (mezclar 60 gotas)
Aceite de Albaricoque – 135 ml (mezclar entre 60 y 100 ml)

ACEITE DE MASAJE DE LAVANDA

Aceite de Almendras – 135 gr
Aceite esencial de Lavanda – 11 ml (mezclar 45 gotas)

 

Para saber cómo puedes utilizarlo, lee más en ACEITES ESENCIALES – ¿CÓMO SE USAN?

Nos tomamos muy enserio la salud, por lo que por favor ten en cuenta que la información que te damos no sustituye a la consulta con un dermatólogo.

0
    0
    Tu Carro
    Carro VacíoVolver a Tienda